Calidad de suelos
La calidad de un suelo viene definida por la capacidad que tiene para realizar funciones necesarias para un uso previsto (USDA, 2018), que en el caso agrícola puede estar en función de soportar el crecimiento de los sistemas productivos sin que implique degradación (Gregorich & Carter, 1997). La evaluación de la calidad de suelo para un cultivo se realiza a partir de sus propiedades inherentes y dinámicas, con las cuales se construyen indicadores que describen su capacidad para funcionar. Los componentes que abarca son físicos, químicos, biológicos y sus interacciones. 
cmol+ kg-1
%
ppm
cmol+ kg-1
cmol+ kg-1
cmol+ kg-1

Haga clic sobre la gráfica para habilitar o deshabilitar la selección del puntero por movimiento